Mi observatorio:

 

El voto electrónico sería una retranca

POR LUIS D. SANTAMARIA

El autor es periodista. Reside en Monte Plata

La implementación en lo inmediato del voto electrónico como

pretende la Junta Central Electoral (JCE) es una retranca para las próximas

elecciones por la inmensa cantidad de dominicanos analfabetos existentes

con derecho al voto que contribuirían a dañar y hacer menos creíbles los

resultados electorales.

Tanto la JCE como aquellos que abogan por esta modalidad de ejercer

el sufragio saben muy bien que tenemos una población ampliamente

analfabeta con derecho al voto carente totalmente de conocimiento de

informática, lo que podría echar a perder un alto porcentaje de votos.

Para poner en vigencia esta modalidad de ejercer el sufragio, primero

hay que realizar una amplia campaña de educación dirigida principalmente a

aquel segmento de iletrados, carentes de conocimiento que en su condición

de ciudadanos tienen derecho al voto igual que una persona con

conocimiento de causa.

No hay la necesidad de imponer a la carrera un sistema de votación

que podría alterar la diafanidad del sufragio cuando en realidad tenemos una

población con derecho al voto carente del conocimiento necesario de cómo

se ejerce el voto electrónico sin nunca haber tenido en su vida acceso a una

computador.

El voto electrónico es una modalidad de sufragio para aquellos

ciudadanos y ciudadanas consientes, dotados del conocimiento necesario

para ejercer el sufragio libérrimamente sin la necesidad de alterar los

resultados finales de un proceso electoral que terminaría con la elección de

candidatos a todos los niveles a cargos electivos.

 

La JCE se está abriendo muchos frentes innecesarios antes de las

próximas elecciones que se podrían convertir en una retranca para la

diafanidad y credibilidad de los procesos de votaciones que se avecinan y que

prácticamente están al doblar de la esquina.

A esto se une el conflictivo método del voto de arrastre que ha sido

temas de debate entre las organizaciones políticas y la sociedad civil que se

oponen a esta modalidad y aquellas que están de acuerdo con ella y que no

podremos llegar a las próximas elecciones sin una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *